Blogia
MIAULA

EL HOMBRE Y EL MERCADO

EL MERCADEO Y EL HOMBRE

Nuestra labor en este escrito consistirá en reflexionar un poco acerca de la posible relación entre el hombre y el mercadeo, y lo que esta implica. Empecemos por definir entonces dichos conceptos, el mercadeo según nuestra fuente de consulta consiste en “todas aquellas actividades, de individuos y organizaciones, encaminadas a facilitar y estimular intercambios dentro de un grupo de fuerzas externas dinámicas. De esta forma se interrelacionan productores, intermediarios, consumidores en su capacidad de intercambiar bienes y servicios que satisfagan necesidades específicas. El mercadeo también se refiere al proceso de planeación y ejecución de conceptos, precios, promociones y distribución de ideas, bienes, servicios para crear un intercambio que satisfaga necesidades y los objetivos de la organización”. Por su parte el hombre, es un ser compuesto de alma y cuerpo, pensante, libre y naturalmente sociable, destinado a vivir en comunidad, y por tanto interactúa con sus iguales en un entorno determinado, que puede ser de índole político, económico, religioso, tecnológico, etc. Después de leer ambas concepciones resulta evidente que existe una relación innata entre ambos conceptos, se necesitan el uno al otro para poder existir. El medio ambiente presenta necesidades que deben ser resueltas por el hombre, un ser que como dice el poema (amigos del universo) es digno de admiración, puesto que a pesar de errores, debilidades y defectos, se sobrepone a ellos, lucha, se coloca metas ambiciosas y se esfuerza por lograrlas, un ser que aprendió a caminar, correr, volar y a soñar, no se rinden a pesar de los obstáculos que le presente el ambiente, la competencia, u otros personajes no tan optimistas que ven el mundo de forma gris y nublada. El hombre debe resolver los problemas, enfrentar obstáculos, valorar sus posibilidades y oportunidades y arriesgarse, debe analizar y estudiar su entorno, es decir, su mercado, para trazarse objetivos y plantear estrategias y tácticas, para poder ser exitoso en los negocios. Es claro que no es algo sencillo, necesita de estudio y dedicación, pero el hombre al pertenecer de forma natural a la sociedad está inmerso en diversas actividades en las cuales se relaciona e intercambia ideas, conocimientos, necesidades, responsabilidades, herramientas, etc. Que lo orientan a diseñar estrategias para suplir necesidades propias y ajenas, de lo cual surgen los intercambios comerciales, se crean empresas y se genera rentabilidad, y es así como se empieza a ser exitoso y competitivo en el espinoso mundo de los negocios; siempre y cuando se ofrezca un bien o un servicio de calidad, que satisfaga a sus compradores y/o consumidores, y además sea presentado en el mercado previamente seleccionado a partir de los análisis y estudios realizados, con un buen precio, es decir, acorde al mercado o publico al cual va dirigido, con una adecuada promoción publicitaria, que lo haga interesante, necesario y confiable. En fin, este tema resulta tan interesante como extenso, y no es nuestro que hacer en este preciso momento adentrarnos en conceptos administrativos más profundos; que si es un deber, es responder nuestro interrogante inicial, la relación entre el hombre y el mercadeo es clara, es una unión indisoluble, de necesaria permanencia para el equilibrio del universo. Finalmente después del trasegar entre conceptos, hemos hallado un secreto a voces, no por ello menos importante, y es la clave del éxito, la cual consiste en situar al hombre como centro indiscutible de todo, es decir, tanto como proveedor como consumidor, creado del hombre y para el hombre; esta es la única forma de permanecer vigente y competitivo en un mercado que día a día ofrece innumerables posibilidades.

 HENRY CAUSILPETRO

VII semertre administracion de empresa

fundacion universitaria luis amigo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres